Volviendo a la calle como metodología de intervención.

Publicado en la revista Monitor-Educador. Mayo 2013

Son ya varios los años que me separan de mi última experiencia de educación de calle.

DSCF5282 copiaEn estas dos últimas décadas los caminos de la intervención social se han ido protocolarizando a marchas agigantadas. Han sido tiempos, de tejer sistemas, de organizar redes de recursos. Se ha profundizado en los conocimientos técnicos y en las intervenciones más especializadas, centradas en las personas individuales y sus familias. Han sido tiempos de alejarse de perspectivas más comunitarias.

En medio de los recortes muchos de estos pre-supuestos se están replanteando. Algunos esgrimen la necesidad de reducir servicios hasta hacer “sostenible”, según su criterio, el sistema de bienestar. No seré yo quien camine ni un paso atrás en la defensa de la responsabilidad pública, ni de unos sistemas y servicios que nos ha costado mucho levantar.

Sin embargo, estos tiempos también están siendo ricos para repensarnos. Nos hemos llenado de recursos, itinerarios de inserción, tablas de indicadores… y hemos articulado la intervención a través de protocolos que dirigían hacia nuestros espacios y oficinas. Muchas intervenciones educativas han abandonado los espacios naturales, los lugares de convivencia, de cercanía.

Hoy son muchas las voces que buscamos recuperar viejas (o no tan viejas) esencias. Los movimientos comunitarios están reverdeciendo, es grande de la ebullición de metodologías, proyectos y propuestas innovadoras que incorporan la participación, la cercanía, la informalidad, la relación horizontal y en definitiva los encuentros significativos.

Volver a la calle (al medio abierto, lonjas, parques, patios, casas…) sigue siendo necesario hoy más que nunca. Y lo es por lo “efectivo” de la metodología pero, sobre todo, por lo que significa de promover la horizontalidad, la mirada positiva que busca entender, encontrarse y, desde ahí, acompañar como una referencia más en un entorno común.

Este es uno más, de los múltiples caminos, para seguir buscando vínculos significativos con las personas destinatarias de intervención, más allá  de los protocolos y de los sistemas. Encuentros entre personas para la transformación personal y social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s