El Horizonte

Una reflexión sobre el horizonte de nuestros proyectos compartida desde el Blog de Funts Project

http://funtsproject.com/2016/07/28/cuadernos-verano-horizonte/

“Llevo en el nombre a la humanidad naciente, pero pertenezco a una humanidad que se extingue, escribió Adam en su libreta dos días antes del drama.” Amín Maalouf, los desorientados

No fue de repente. Fue como un goteo, como un irse alejando las certezas, como un abrirse las perspectivas, como una explosión y un desglose constante de opciones, de caminos. Fue así que el horizonte se fue haciendo tan diverso como las miradas que pretendían abarcarlo. Fue así que las elecciones acabaron siendo los cimientos que posibilitaban ese movimiento hacia el futuro deseado.

Es cierto. Hoy día el horizonte, entendido como el sentido de nuestros proyectos, de nuestras empresas, como el hacia dónde nos dirigimos, como las posibilidades por las que podemos optar no es quizás un elemento evidente siendo en todo caso una verdadera necesidad para enfocar el esfuerzo de nuestras iniciativas.

Hoy más allá de nuestros deseos a la realidad gira a un ritmo absolutamente desconcertante y nos empuja a ir girando con ella. Las crisis financieras, los cambios en los mercados, la emergencia constante de nuevas propuestas, los recortes y los nuevos enfoques en las políticas, los nuevos mercados, las nuevas competencias, el riego constante de nuevas metodologías y formas de hacer, los nuevos paradigmas de gestión… conforman un continuo de transformaciones que, entre otros muchos efectos, nos está suponiendo un 2 cuestionamiento constante de todos los “porqués”, los “paraques”, y sobre todo los “haciadóndes”.

¿Acaso las búsquedas y las certezas que hasta ahora nos han permitido seguir caminando nos siguen sirviendo? ¿Acaso la realidad nos sigue pidiendo las mismas propuestas? ¿Acaso no hemos perdido en ocasiones la mirada del hacia dónde vamos porque se nos desviaba hacia el propio caminar, hacia el dinero que necesitamos para mantenernos, hacia los requerimientos que se nos exigen para seguir caminando, hacia las subvenciones y los marcos legislativos, hace las oportunidades que el mercado nos ofrece, hacia las modas y las tendencias que nos empujan?

En muchas ocasiones la pregunta del horizonte no es una pregunta presente. Sencillamente seguimos haciendo lo de siempre o bien seguimos respondiendo a la realidad desde la inmediatez. Hace no demasiado un compañero me comentaba que, en las entidades sociales, en el periodo de crisis, era común ver reflexiones estratégicas que no podían ir más allá del año por las urgencias y los escenarios movedizos. Creo que este puede ser un buen reflejo común en muchas de las entidades, empresas y proyectos en los que nos encontramos.

Es como si el horizonte se hubiera descabalgado, como si hubiéramos perseguido las nubes y tras alcanzarlas hoy sólo viéramos la niebla. Como si al llegar al final del mar, aquella caída al vacío que presumían los antiguos, se hubiera convertido nomás que en la desaparición del horizonte. No sé si es una pregunta pertinente o de interés más allá de mi propio interés. En todo caso os invito a caminar en torno a algunas reflexiones que nos pueden ayudar a entender algunos aspectos de esta mutación, a este hoy en el que el hacia dónde a veces supone un reto especialmente complejo.

Puedes encontrar el texto completo en el siguiente enlace: el-horizonte

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s