¿Pero de qué hablamos cuando hablamos de (ocupar/ser/tener/estar en) un lugar? El lugar (2)

un_lugar_en_el_mundo-643443472-large.jpg

Recuerdo muy claramente la emoción que sentí la primera vez que vi la película “un lugar en el mundo” de Adolfo Aristarain. Ciertamente daban ganas de adentrarse en aquel páramo de San Luis y dejarse llevar por toda la nostalgia y el sentido vital que rezuma la historia. La idea del lugar en el mundo te llevaba mucho más allá de aquella pequeña casa, de los paisajes de cierta aridez, robustos y vestidos de amplias avenidas. Era un lugar de gentes, un lugar en el que Mario y Ana (Federico Luppi y Cecilia Roth) crecieron como pareja, en el que hicieron familia, en el que vieron crecer la tierra, en el que vincularon sus luchas, un lugar de pertenencias y mucho más allá un lugar simbólico en el que habitar, en el que quedarse o no. Frente a esta rotunda claridad aparece el personaje de Hans (José Sacristán) que llega a Argentina como podría estar en cualquier otro lugar y que poco a poco va encontrando el encanto (y el límite) de lo que significa encontrar un lugar.

Como bien refleja la película cuando hablamos de un lugar estamos hablando muchas ocasiones del lugar físico, de una tierra, de una ciudad pero inherentemente estamos hablando de muchas otras cosas. Hablamos del lugar como un origen, como las raíces familiares vinculadas a ese mismo lugar o no, un lugar de relaciones, de grupos de pertenencia, de clanes, de equipos, de filias y fobias, un lugar de jerarquías, un lugar histórico y político… También hablamos del lugar sentido, del lugar vivido, del lugar simbólico y a partir de aquí de todos los lugares que se despiertan dentro de nosotros y nosotras mismas cuando habitamos un lugar, los lugares emocionales, de los lugares de la experiencia, de los lugares intra-psíquicos…

DSC_0720

Esta concepción de “lugar” me parece una ventana muy sugerente para interpretar la realidad que somos en relación con nuestros mundos de vida, tanto fuera como dentro de nosotras. Pensar y sobre todo vivenciar este LUGAR es una perspectiva desde la que contemplar (nos), una mirada que he ido incorporando sobre todo a partir del trabajo desde las representaciones sistémicas y el enfoque de las “constelaciones” (familiares u organizacionales) en el que estado formándome y desarrollando experiencia en estos últimos años.

Senti-pensar la idea del lugar como un espacio en el que asentarse, como un posicionamiento vital, como un territorio que habitamos, un sitio de ser y de pertenecer, un punto concreto físicamente definido o simbólicamente presente. El lugar en el que somos o estamos siendo, al que pertenecemos, por el que transitamos. El lugar dentro de una familia, una pareja, un equipo de trabajo, un sistema social, de un departamento dentro de una estructura empresarial, de un país en relación con procesos históricos transnacionales,… Un lugar que determina o que favorece la fluidez y el cambio, que dificulta o facilita el intercambio, que obliga o que impide la relación con otros elementos, que nos genera confusión o claridades pétreas… Un lugar entendido en sus múltiples acepciones[1] como: 1. Porción de espacio, 2. Sitio o paraje, 5. Pasaje, texto, autoridad o sentencia de un autor [o una autoridad] 6. Tiempo, ocasión, oportunidad, 7. Puesto, empleo, rango u oficio o 8. Sitio que ocupa cada elemento en una serie.

Entender los lugares que habitamos desde la misma idea de lo que es un lugar, es visualizar la diversidad de miradas que somos. Y es que cuando nos referimos al término “lugar” estamos hablando de cosas muy diferentes. Nos surgen referencias, imágenes, definiciones diversas, sensaciones, sentimientos, ideas conectadas o inconexas desde cada mirada. Por esto quizá es interesante poner la mirada en este primer paso. Antes de avanzar en el camino de la comprensión en torno a cuál es mi lugar en el mundo quizá sea importante volver la mirada a la pregunta sobre qué es un lugar para mi. Así que volvemos a ponernos a ello.

¿Qué te sugiere este término a ti? ¿Qué imagen te evoca esta palabra? ¿De qué hablas cuando hablas de tu lugar en el mundo? ¿Que le sucede al cuerpo que eres cuando escucha la palabra lugar?

[1] Definición de la palabra Lugar en la RAE. Destaco únicamente las acepciones más relevantes desde la mirada que quiero exponer en torno a esta palabra


Sin título-1

Taller.

Una aproximación a la intervención social a través de las constelaciones organizacionales (12h)

¿Que nos puede decir el modo de las constelaciones organizacionales a la intervención social? ¿qué nos puede aportar esta nueva mirada?

Contenidos:
– Breve contextualización de la
intervención social actual.
– Elementos de la teoría sistémica
y de las constelaciones
organizacionales aplicados a la
intervención social.
– Elementos clave a tener en cuenta
para intervenir desde esta mirada
diferente.

Facilitan: Igor Santos, Asociación T4 y Raúl Castillo, Fundación EDE.
Fechas: 22, 24, 29 y 31 de enero.
Horario: de 17:00 a 20:00 h.
Precio: 44 €/ Código: 8017

http://www.bolunta.org/docs/foro2017_18/foro2017_cast.pdf

Anuncios

Un comentario sobre “¿Pero de qué hablamos cuando hablamos de (ocupar/ser/tener/estar en) un lugar? El lugar (2)

  1. Pensando en la idea del lugar como espacio de procedencia, me venía este interesante texto, introductorio del libro “Orígenes” de Amín Maalouf.

    Contrapone el término origen a la palabra raíces como descripción de todo aquello que fue antes de nosotros, de nuestro punto de partida, de aquello que nos ata o nos precede… Nuestro lugar en la vida desde dos miradas, dos matices muy sugerentes: Como un origen, un antes, un punto de partida o como una raíz que nos nutre y constituye y de la que es imposible desasirse. ¿estamos atados a la tierra de nuestros ancestros? ¿hasta qué punto la libertad es un caminar en el que contamos con la referencia del origen pero sin estar atados a esta tierra de la que hemos nacido? ¿hasta qué punto somos tierra y hasta qué punto camino y aire?….
    ¿Qué os parece?

    “Otros habrían hablado de “raíces” … Pero no es ése un vocabulario que yo use. No me gusta la palabra “raíces”, y menos aún me gusta la imagen. Las raíces se entierran en el suelo, se retuercen en el barro, prosperan en las tinieblas; tienen al árbol cautivo desde que nace y lo nutren a cambio de un chantaje: “ ¡si te liberadas, te mueres!”.
    A los árboles no les queda más remedio que resignarse en, necesitan tener raíces; los hombres no. Respiramos la luz, codiciamos el cielo y cuando nos hundimos en la tierra es para pudrirnos. La savia del suelo natal no nos entra por los pies para subir nos hasta la cabeza, los pies sólo nos sirven para andar. Lo único que nos importa son los caminos. Ellos nos llevan: de la pobreza a la riqueza, o a otra pobreza; de la servidumbre a la libertad, o a la muerte violenta. Nos prometen, nos transportan, nos impulsan y, luego, nos abandonan. Y entonces nos morimos, igual que nacimos, a la vera de un camino que no habíamos escogido.
    En contra de lo que sucede con los árboles, los caminos no brotan del suelo al azar de las cementeras. Tienen un origen, igual que nosotros. Un origen ilusorio, puesto que una carretera nunca empieza de verdad en sitio alguno; antes de la primera revuelta, algo más atrás, ya había otra revuelta, y otra más. Origen inaprensible, porque en cada encrucijada se han sumado otros caminos que procedían de otros orígenes. Si fuera menester echar cuenta de todas estas confluencias daríamos cien veces la vuelta a la tierra.
    ¡así debe ser cuando de mi gente se trata! Pertenezco a una tribu que, desde siempre, vive como nómada en un desierto del tamaño del mundo. Nuestros países son oasis de los que nos vamos cuando se seca el manantial; nuestras casas son tiendas vestidas de piedra; nuestras nacionalidades dependen de fechas y de barcos. Lo único que nos vincula, por encima de las generaciones, por encima de los mares, por encima del babel de las lenguas, es el murmullo de un apellido.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s